Los números índice simples nos ayudan a comparar una misma magnitud en momentos diferentes en el tiempo. Depende de con qué la comparemos hablaremos de serie